¿Cómo ganar con bonos argentinos incluso con una victoria del Kirchnerismo?
enero 4, 2019      |      Compartir

¿Cómo ganar con bonos argentinos incluso con una victoria del Kirchnerismo?

Escenarios para los bonos locales, según quien gane las elecciones presidenciales.

El nivel del riesgo país es una de las variables que mas de cerca siguen los inversores locales y la fuerte suba sobre el cierre del 2018 explica el mayor grado de incertidumbre sobre los activos argentinos de cara a este 2019.

Si bien existen varios factores que explican la debilidad de los bonos, el que más pesa para entender el mayor grado de incertidumbre sobre el futuro de la deuda local radica directamente sobre la cuestión política y el resultado incierto de las próximas elecciones presidenciales. Sobre este punto, los analistas de Bull Market Brokers elaboraron un informe en el cual plantearon el futuro de los bonos argentinos, según quien gane las elecciones.

“Se decidió pensar en los distintos escenarios electorales que podría resultar y, cuál podría ser el desempeño de los bonos dentro de un año, cuando se produzca el eventual cambio de mando o no. De esta forma se plantearon 3 alternativas: cambiemos retiene el poder, cambiemos pierde y asume un “peronismo racional” con candidato a definirse o finalmente se produce la vuelta del kirchnerismo. Así, se jugó con la idea de que en el primer escenario el spread de los bonos argentinos con los bonos americanos (risk free) se acomoda en los 450 puntos básicos, mientras que con un peronismo racional iríamos a los 800 a 1.000 puntos básico y con la vuelta del kirchnerismo a por lo menos 1500 a 2000 puntos básicos”, comentaron en su reporte.

La conclusión a la que llegaron es que, el Bonar 2025 (AA25) y el Bonar 2020 (AO20) son los que mejor se posicionan para apostar a los distintos escenarios electorales.

Para el caso del bono AA25, si llegase a ganar Cambiemos, la compresión de spread haría que la tasa del bono regrese a niveles de 7,75%, lo que significaría que el bono pasase de operar en los 75 actuales hasta los 94,05 luego del resultado de la elección, teniendo en cuenta que el riesgo país regresa a los 450 puntos. Según los cálculos de los analistas de Bull Market Brokers, la ganancia ante este escenario seria del 33,1% teniendo en cuenta los cobros y la toma de ganancia luego del resultado electoral.

Para el caso de que el ganador sea un peronismo racional, el riesgo país se acomodaría en torno a los 800 a 1000 puntos y la ganancia seria menor ya que la compresión también seria menor. En este caso, y contemplando un riesgo país en 800, la ganancia por aplicar dicha estrategia seria del 18,7%, contemplando los cobros de renta del bono.

Finalmente, si ganase el Kirchnerismo, este sería el peor escenario ya que el riesgo país se iría a niveles de 1500 a 2000 puntos y dada esa restricción, el bono debería pasar de operar desde los u$s 75 a los u$s 66,25, perdiendo un 4%, contemplando los cobros de renta del bono.

Para el caso del Bonar 20 (AO20), los analistas de Bull Market Brokers llegan a la conclusión que en el mejor de los casos, con la reelección de Cambiemos, se lograría una ganancia de 12,9% gracias a la compresión de spread y el cobro del cupón.

Ahora bien, si llegase a ganar un peronismo racional, la ganancia seria del 10,2% producto de una compresión de una ligera recuperación del bono y el cobro del cupón.

Finalmente, para el caso de que gane el Kircherismo y el riesgo país salte a los 2000 puntos, el cobro del cupón haría que la estrategia sea igualmente ganadora con un 2,1% de rentabilidad.

Los analistas de Dracma remarcan que el índice de Bonos elaborado por el Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC) medido en dólares marcó su menor valor desde 2008 (cuando había caído 42,3%), con una disminución del 21,6% en términos interanuales respecto a 2017.

Mirando hacia adelante, desde Dracma consideran que si las tasas mejoraran en 200 puntos básicos, bonos como el AY24 y el DICA podrían registrar subas de hasta 4,5% y 11% respectivamente, mientras que títulos de mayor duration, como el AC17, podrían subir casi un 20% en dólares en el mismo contexto.

“Si bien este escenario requiere de menor grado de incertidumbre y mayor previsibilidad de cara a 2019 (cuyo principal driver está anclado a las elecciones presidenciales), con la información actual no vemos razones suficientes para pensar la posibilidad de default, aún si hay un cambio en la administración de gobierno”, comentaron.

Por ultimo, y planteando distintos escenarios, los analistas de Quinquela Fondos plantearon tres escenarios para los bonos argentinos en base al ganador de las elecciones presidenciales.

En una primera instancia, plantean la posibilidad en la que gane un candidato “antimercado” y para los analistas de la compañía, en ese escenario existe un alto riesgo de reestructuración de la deuda y es el escenario que, dependiendo de las probabilidades de ocurrencia, más está impactando sobre la cotización de los bonos y por ende el riesgo país.

“No se duda de la voluntad de pago, sino del acceso de esos candidatos al mercado de capitales en condiciones que consideren aceptables. El posicionamiento ideológico puede jugar de obstáculo para ambas partes”, sugirieron.

Por otro lado, plantean la posibilidad sobre que gane un candidato “pro-mercado” y pueden hacer frente a las exigencias del Programa Financiero. “Para ello se debe superar elecciones bonos argentinos riesgo pais cambiemos peronismo Cristina Fernández de Kirchner massa de manera tranquila el proceso electoral, con cierta recuperación del nivel de actividad para solventar las crecientes necesidades fiscales”.

Desde Quinquela entienden que en este caso, el crecimiento del PBI será el principal factor que puede atenuar el peso de la deuda pública y ayudar a su repago”, comentaron.

Finalmente, el último escenario que proponen es en el que gane el oficialismo u otro candidato “pro-mercado”, pero no resulta suficiente para retomar el acceso a los mercados producto de que, entre otros factores, la economía no logra despegar e incurre en dificultades relacionadas con la solvencia fiscal. “En este caso, algunos inversores consideran que existe en ese escenario un riesgo eventual de una refinanciación de pasivos más ordenada que en el primer escenario enunciado, pero con impacto sobre el valor presente de los títulos públicos argentinos”, comentaron.

Volver a inicio Novedades >