2021-09-16 | Informe Semanal: ¿Qué nos dice el presupuesto 2022?
septiembre 16, 2021      |      Compartir

2021-09-16 | Informe Semanal: ¿Qué nos dice el presupuesto 2022?

¿Qué nos dice el presupuesto 2022?

El Poder Ejecutivo presentó al Congreso el Proyecto de Ley de Presupuesto 2022. Lo hizo en una semana complicada luego del resultado electoral y las implicancias que generó dentro de la alianza gobernante. De todas maneras, desde la perspectiva económica y financiera el proyecto de Presupuesto 2022 deja en claro la visión oficial sobre varios temas centrales. Por eso en esta oportunidad vamos a analizar esos temas y las implicancias económico/financieras de los supuestos implícitos.

La normativa vigente dice que el presupuesto tiene como fecha límite para su presentación al Congreso el 15 de septiembre y su aprobación debe producirse antes del 31 de diciembre. En caso de no cumplirse estos plazos, se mantiene vigente el presupuesto del año anterior.

Apenas se presenta, para quienes buscamos entender el escenario económico financiero, los datos centrales a analizar son básicamente tres:

  • Perspectivas Macroeconómicas Oficiales:

En el presupuesto se exponen los supuestos macroeconómicos que son necesarios para realizar la proyección de recursos y gastos. Eso implica que se conoce cuál es la expectativa de los hacedores de políticas con respecto al año en curso y el año siguiente. Inclusive se presentan escenarios trianuales, pero las proyecciones que van más allá del ejercicio siguiente suelen ser todavía muy provisorios.

Cuadro comparativo tipo de cambio 2019 a 2022 e inflación minorista

En esta oportunidad, el Poder Ejecutivo presentó un Presupuesto 2022 que contempla para el año próximo un crecimiento del 4%, una inflación del 33% y una devaluación del dólar mayorista oficial del 28%. En síntesis, esperan ir bajando el grado de nominalidad, llevando las principales variables al andarivel del 30% y recuperar en ese marco un par de puntos de tipo de cambio real.

  • Escenario Fiscal Año en Curso (2021):

En esta oportunidad adquiere mayor relevancia, porque deja entrever cuáles son las expectativas fiscales para un cierre de año que estará marcado por el calendario electoral.

Cuadro comparativo: del promedio mensual año 2021 y escenario anual 2021

Las cifras expuestas dan cuenta de un déficit primario para el año del 4%. Esa cifra luce alta en comparación con el desequilibrio de los primeros 7 meses del año. Se pasaría de un déficit promedio mensual de casi $44.000 millones a uno de $285.000 millones para los últimos 5 meses del año. Es un salto que se esperaba, pero no con esa magnitud. Entendemos que, de avanzarse en esa línea, en los próximos meses pueden surgir problemas de financiamiento. Ya que la asistencia del BCRA puede no ser suficiente, esto a pesar de contemplar Giro de Utilidades por $800.000 millones y Adelantos Transitorios por $1.000.000 millones. Aún con esos recursos, se necesitarían todavía otras fuentes financieras netas por casi $70.000 millones mensuales. Esto puede surgir de colocaciones netas en el mercado de capitales local, de la venta de DEGs al BCRA (tendría efecto Monetario) o líneas de crédito netas que puedan llegar a tomar de Organismos Internacionales. En todos los casos, lo vemos como un escenario forzado y con fuertes implicancias monetarias y financieras. Por eso vemos como probable que no se llegue a 4% de déficit primario en 2021.

  • Escenario Fiscal Año 2022:

A la importancia habitual que implica conocer el sendero fiscal previsto para el año siguiente, se suma en este caso que el Presupuesto 2022 debería ser la base para el entendimiento fiscal con el FMI. Es muy poco probable, por sus implicancias políticas, que se acuerde un sendero fiscal más exigente que el que se plantea aquí. Si se hubiera avanzado con las negociaciones preliminares de un eventual acuerdo, esta es la primera cifra que se debería haber consensuado.

Cuadro comparativo de datos anuales de ingresos y gastos primarios

El Presupuesto 2022 establece un déficit primario de 3,36% del PBI, una cifra que inicialmente luce como elevada, en especial si consideramos que el desequilibrio que esperamos para 2021 es menor al 4% proyectado oficialmente. Sí es significativo el retroceso en el rol del financiamiento del BCRA que pasaría de un estimado para este año de 4,2% del PBI a una cifra de 1,8%.

Desde nuestro análisis, el desequilibrio fiscal tiene margen para ser menor al expuesto. Esto se explica por dos motivos. Por un lado, porque los recursos tributarios podrían crecer a un ritmo mayor en el marco de una economía que muestre niveles de inflaciones algo más altos de lo previsto oficialmente. Y por otro, aunque el desequilibrio en pesos sea de la magnitud esperada, probablemente el PBI nominal sea mayor al proyectado y eso implique desequilibrios con respecto al tamaño de la economía que se podrían ubicar en torno al 3% o inferiores.

Después de haber analizado los principales supuestos del Presupuesto 2022, consideramos necesario tratar de relacionar esos datos con las expectativas económico / financieras de corto y mediano plazo.

Las cifras expuestas dan cuenta de un ritmo de depreciación del tipo de cambio para lo que queda del año de casi el 1,2% mensual, muy por debajo de la inflación que se proyecta en 2,3% mensual.

Para el año 2022 estos ritmos cambian, ya que se proyectaron ritmos de depreciación del 2,1% mensual. Esto implica que la expectativa del mercado de una aceleración del ritmo de depreciación mensual post elecciones es compartida por el Poder Ejecutivo. El ritmo de ajuste del 1% mensual estaría llegando a su fin en noviembre de este año, para evitar un atraso mayor del tipo de cambio real.

Cuadro comparativo 2021 vs 2022 de tipo de cambio e inflación minorista

El otro dato relevante es que la inflación promedio esperada para 2022 es mayor que la que proyectan para el cierre de este año. Ese ritmo inflacionario supera a la depreciación mensual (2,4% vs 2,1%) y ambos se ubican por debajo de los niveles que hoy tiene la tasa de interés. Si bien estas cifras son provisorias, ya tenemos una primera orientación sobre cuál es la expectativa oficial para estos temas. Vemos poco probable que se produzcan cambios significativos en una negociación con el FMI, pero a su vez consideramos que se trata de cifras fiscales que en caso de convertirse en metas deberían ser cumplibles.

Volver a inicio Novedades >